Melocotón en almíbar (2014)

La compra (2014)

Noche de Reyes (2012)

El Chalet de Madame Renard (2012)

Después de la lluvia (2011)

El trío en Mi Bemol (2011)

Dakota (2011)

Cuatro Corazones con Freno y Marcha Atrás (2011)

Hay que deshacer la casa (2011)

Ocho mujeres (2010)

La fierecilla domada (2009)

El perro del hortelano (2008)

Ana y los aficionados

Antaviana (1997)

Sublime Decisión (1998)

El Cianuro... ¿Solo o con leche? (1999)

Princesas (2001)

Antaviana (2003)

Vacíos

Motín de brujas

Picospardo's

Gigantes de la montaña

Orquesta de señoritas

Després de la pluja (1999)

Vacants

Santiago Rusiñol y su epoca (2007)

Dakota

Autor: Jordi Galcerán

Tras un accidente de moto, Hipólito, nuestro protagonista, descubre un poder que le llevará a tomar las riendas de su nueva vida. Hipólito cree firmemente que este nuevo poder puede ser beneficioso para la humanidad, pero antes debe convencer a su mujer y sí mismo.

Reparto


| Carlos Moreno |


| Ferran Arís |


| Marco Álvarez |


| Aloma Romero |

Equipo Técnico

  • Diseño de luces: .................... Blanca López

  • Regiduría: .................... Carlos Barrientos

  • Vestuario y escenografia: .................... Grupo de Teatro Santiago Rosiñol

  • Diseño cartel: .................... Conchy G. Blesa

  • Coordinación técnica: .................... Nuria Soler

  • Dirección: .................... Josep Compte

Calendario

DíaLugarHora

Estreno

18 de Marzo de 2011

Teatro del Cercle Català

21h00

Estreno

19 de Marzo de 2011

Teatro del Cercle Català

21h00

Representación

29 de Abril del 2011

Cercle Català

20h00


AGRADECIMIENTOS

Queremos agradecer a todas aquellas personas que han hecho posible que esta creación teatral llegue a su estreno. Con su paciencia, sus sueños, su bien hacer...esperamos que disfruten de la velada y que repitan lo antes posible.

¡Sueñen con nosotros, no está prohibido!


Fotos Ensayos

___________________________________

___________________________________
























Reseña

Guillermo Gómez Sánchez-Ferrer

Desde el estreno de Dakota, de Jordi Galcerán, el día 18 de marzo, no son pocos los espectadores que han podido adentrarse en el mundo de los sueños gracias al Grupo de Teatro Santiago Rusiñol. Los socios del Cercle Català que se acercaran a ver la última de las funciones, que se brindó con motivo de la Festa Major el día 29 de abril, habrán podido comprobar que Josep Compte, director del montaje, ha impreso en la obra una estética de ritmo endiablado con la que contar esta historia de premoniciones y de falsas apariencias.
El conflicto de Hipólito, el protagonista de la obra, no es otro que la eterna duda hamletiana en que no solo se plantea si debe «ser o no ser» sino también «qué ser». El actor Carlos Hipólito, cuando representó el papel de su tocayo, no dudó en decir del personaje de Galcerán que era el Segismundo de nuestro siglo y entre la gente del Grupo no han faltado voces que lo relacionen incluso con el oráculo de Delfos. ¿Pero qué es lo que hace que esta función, llena de sueños premonitorios, sea tan prolífica como para vislumbrarse en ella algunos de los ecos más sugestivos de la tradición dramática occidental?
Dos son, principalmente, las preguntas que animan la función y que hacen de esta una obra tan moderna como clásica: ¿dónde está el límite entre la realidad y nuestra percepción del mundo?, y otra más terrible aún, ¿somos realmente dueños de nuestro destino o un dios veleidoso mueve nuestras fichas sin que nosotros seamos conscientes de ello más que en breves momento de epifanía? Estas son las incertidumbres que despierta en el público el espectáculo de Josep Compte, que se asienta para su ejecución en dos factores que dotan de gran fuerza el montaje: por una parte, la dirección de escena ha sabido enfatizar los recursos vodevilescos de la obra y el ambiente surreal de muchas de sus escenas; por otra, los cuatro actores que levantan sobre sus espaldas el peso de la función no podrían estar más acertados en su interpretación. Desde el confuso Hipólito de Ferrán Arís hasta el hilarante guardia civil de Carlos Moreno, pasando por la réplica precisa y llena de frescura de sus jóvenes compañeros de reparto: Aloma Romero y Marco Álvarez.
Esta Dakota se nos presenta como un regalo y una invitación. El Santiago Rusiñol nos recuerda: «¡Sueñen con nosotros, no está prohibido!». Atrevámonos, pues, a construir nuestros sueños, a crearnos un lugar «donde brilla el tibio sol», como Nino Bravo soñaba de América. Atrevámonos a soñar con ellos.